Los newsletter son campañas de email marketing que, tal y como su nombre lo dice, tienen como objetivo dar a conocer por medio de correos electrónicos, noticias, nuevos lanzamientos, eventos o promociones de algún producto o servicio. Esta estrategia de marketing no necesariamente aplica para la industria online, existen muchas marcas que cuentan con tiendas físicas y hacen uso de esta excelente herramienta para estar en contacto con sus clientes.

El formato y contenido puede variar dependiendo del giro del negocio. Por ejemplo, en el ecommerce, usualmente se resaltan los productos más vendidos o las promociones del mes, en cambio, una página de tecnología, probablemente opte por colocar información de interés, sin embargo esto no es una regla, es decir pueden existir campañas híbridas en donde se coloquen notas y promociones en un mismo correo.

Un newsletter sirve para estar en contacto con los usuarios, es una excelente manera de generar tráfico a bajo costo, enganchar a los clientes y convertir a los que aún no lo son, además, es una de las vías más eficaces para generar confianza y credibilidad en poco tiempo.

Recomendaciones para un newsletter ganador

 

  • La apertura lo es todo: puede que el contenido del newsletter sea excelente pero si el usuario no abre el correo los esfuerzos no habrán valido la pena. Lo ideal es atraer el clic con una línea de asunto (subject) llamativa pero sin exagerar, generar curiosidad y apoyarse de todos los elementos posibles, tales como corchetes, números o incluso emojis. Jugar con el remitente y texto de previsualización también es muy recomendable.

 

  • Relevancia: el cuerpo del correo puede variar y si bien es evidente que la intención es que el usuario realice una acción en particular, antes de eso, se tiene que ofrecer algo a cambio, es decir, aportar valor a través de contenido de interés. Se aconseja incluir 80 por ciento información que responda a una necesidad o a un problema y enfocar el 20 por ciento restante en atraer al clic.

 

Newsletter

 

  • Frecuencia: independientemente de qué tan constante sea el contacto con los usuarios, es conveniente establecer un día y una hora para los envíos, así el suscriptor sabrá cuándo recibirá el mensaje, lo esperará y por ende tendrá mejores resultados.

 

  • Atención, interés, deseo y acción (AIDA): los puntos anteriores se pueden resumir en el análisis AIDA que justo hace referencia a llamar la atención a través de un subject atractivo; generar interés contando una buena historia; despertar el deseo mencionando las fortalezas del producto y finalmente llamando o incitando una acción específica.

marco de referencia AIDA

  • A/B Testing: probar hipótesis constantemente es buena práctica siempre y cuando se cuide el diseño de la prueba, lo que aquí se sugiere es modificar una sola variable a la vez , esto permitirá asumir causalidad ante los resultados obtenidos.

 

  • Medir: es la regla de oro y quizá la más importante, no solo aplica para el newsletter si no para cualquier campaña o proceso, simplemente no se puede mejorar lo que no se mide, si bien la mayoría de las plataformas de email marketing proporcionan métricas muy completas, éstas siempre se pueden complementar con otras herramientas. Existen alternativas gratuitas como Google Analytics que ofrecen datos adicionales para análisis más robustos.

Finalmente, su correcta implementación por medio de estrategias sólidas y una buena lectura del mercado, definitivamente pone en ventaja a cualquier empresa ante sus competidores ayudando así, a conseguir resultados de forma escalable, exposición de marca, aumentar el número de suscriptores o simplemente beneficios económicos a través de ventas.


Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados.

Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.