Uno de los grandes avances económicos y tecnológicos que se ha generado a raíz del coronavirus, es el crecimiento del comercio en línea. En diferentes estudios realizados por la AMVO (Asociación Mexicana de Venta Online) y AIMX (Asociación de Internet) los compradores online y offline han declarado que los motivos por los cuales deciden comprar en tienda física vs tienda online es por problemas con la logística (costo de envío y tiempo de entrega), seguridad en las compras (fraude, robo de identidad o robo de tarjeta de crédito), limitantes en los métodos de pago (no todos cuentan con una tarjeta de crédito o débito), entre otros.

Sabiendo que una de las restricciones más grandes para comprar en línea es el método de pago, los comercios han buscado ofrecer a sus usuarios diferentes alternativas que puedan ayudarles a comprar, enlistaré algunos de los más conocidos:

  • Pago en OXXO o tiendas de conveniencia: (7eleven, Farmacias Guadalajara, supermercados, etc), es muy sencillo y no necesitas una cuenta bancaria para realizar un pago en esta modalidad, la desventaja es que la tienda cobra una comisión por utilizar su red de pagos.
  • Depósito en ventanilla: una de las opciones más engorrosas pues tendrás que trasladarte al banco en el horario indicado, hacer fila y el tiempo invertido para depósito puede tomarte más tiempo del planeado, además de que al igual a la opción anterior, deberás de salir de casa para poder concretar el pago de tu compra.
  • Transferencia bancaria: es una de las modalidades más utilizadas ya que sigue siendo un método 100% en línea, solo necesitas tener una cuenta bancaria y ya sea desde el portal o app de tu banco puedes realizar dicha transferencia.
  • Pago contra entrega: es de las más convenientes pues pagas al recibir el artículo, es sencillo y muy seguro, el problema es que muy pocos comercios ofrecen este tipo de pago por lo tanto los establecimientos en los que podrás comprar de esta forma, son limitados.
  • Intercambio de productos: es muy común en marketplaces como Mercado Libre o, incluso, en los de las redes sociales, éste consiste en generar un trueque de productos de un importe o valor similar y están asociados a un comercio electrónico entre particulares.
  • Tarjetas prepagadas o de regalo: las puedes encontrar en supermercados y tiendas de conveniencia, son muy sencillas de usar ya que cuentan con un código que se redime por el monto de tus compras.
  • Kueski Pay: es el método de pago a través del crédito en línea de Kueski, muy sencillo de utilizar y 100% seguro, no es necesario tener una cuenta bancaria, tarjeta de crédito y todo se hace 100% de manera digital, ¡muy recomendable!

Existen diversas formas de comprar en línea sin necesidad de usar una tarjeta.

En lo personal, desde hace 5 años mi consumo de productos, bienes y servicios a través del comercio electrónico ha sido muy alto, si me gusta algo en línea no lo pienso dos veces y lo compro por ahí.

Afortunadamente, los establecimientos, logística y métodos de pago cada vez crecen y mejoran, si no has comprado en línea por no tener una tarjeta de crédito o débito, no te desanimes, te recomiendo que busques alguna tienda online donde se acepte alguno de los métodos de pago arriba mencionados y comiences a digitalizar tus compras, estoy segura que esta cómoda y nueva forma de comprar se irá integrando a tu vida poco a poco.


Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados.

Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.