Por Alejandro Galindo

Los productos reacondicionados, o también conocidos como refurbished son cada vez más populares en tiendas físicas y online, aunque todavía es muy común encontrar personas que no tienen muy claro qué son realmente o si son artículos confiables, esta nota es para resolver algunas de las dudas más comunes.

¿Qué son los artículos reacondicionados y cómo identificarlos?

Tanto en la publicidad como en sus empaques existen varios nombres para reconocer productos de esta categoría como: refurbished, reacondicionados o reconstruidos, pero en realidad significan lo mismo. Estos artículos son productos que están en excelentes condiciones pero no pueden ser considerados como nuevos por distintas razones, algunas veces puede tratarse de productos que fueron vendidos y devueltos a la tienda de origen, también pueden ser productos que se encontraban en exhibición en alguna tienda y ya terminaron su tiempo en el aparador; otros artículos pueden presentar alguna falla en su funcionamiento y tuvieron que ser reparados para su venta y finalmente otros pueden tener algún defecto como un golpe o un rayón que no daña en lo absoluto su funcionalidad o rendimiento.

En cualquier de estos casos, los productos deben estar preparados para que cualquier persona lo pueda disfrutar como si fuera nuevo, si aún presentara alguna falla, simplemente no puede estar a la venta al público; incluso la Procuraduría Federal del Consumidor indica que la venta de artículos en esas condiciones deben contar con una etiqueta que indique que el producto es reacondicionado y debe especificar las condiciones del producto que está siendo comprado, esto para evitar que lo intenten vender como un artículo nuevo y a su precio regular, esto lo dice el artículo 39 de la Ley Federal del Consumidor.

Dependiendo del motivo, existen destinos niveles o categorías de reacondicionamiento y cada uno tiene características específicas que deben ser mencionadas por el vendedor, las más comunes son:

  • Nuevos reacondicionados: regularmente son productos que sufrieron algún daño mientras estaban siendo transportados o durante su almacenaje, puede tratarse de algo tan sencillo como una caja dañada o pueden ser artículos devueltos en los primeros días después de haberse vendido al cliente, esto garantiza que el no haya daños ni físicos ni internos y son revisados minuciosamente para corroborarlo.
  • Usados reacondicionados: estos son los que ya fueron utilizados por un tiempo indeterminado y en algunas ocasiones son devueltos a la tienda o son utilizados por el comprador para hacer un upgrade de dicho artículo, por ejemplo, cuando alguien compra un celular, lo utiliza 12 meses y después lo regresa al lugar de compra y paga una diferencia para tener un modelo más actual, en estos casos se revisa el artículo devuelto y se le hacen los ajustes necesarios para poder lanzarlo a la venta.
  • Descompuestos y reacondicionados: estos presentaron alguna falla en su funcionamiento, por ejemplo una pieza descompuesta o un display roto, a los cuales se les cambia la pieza por una nueva y se les hace una revisión profunda para asegurar su funcionalidad, en la mayoría de los casos da como resultado un producto impecable, casi como nuevo. Esta categoría es la más común en el mercado y en algunos casos pueden presentar una garantía menor.

Comprar productos reacondicionados en México

¿Cuáles son las ventajas de comprar productos refurbished?

  • Su precio. Al ser productos que no son nuevos al 100%, generalmente tienen un gran descuento, comparándolos con los nuevos en las tiendas.
  • La garantía. Muchas personas creen que no existe garantía en los productos reacondicionados, lo cual no es cierto, la mayoría de ellos cuentan con una, pero esta depende del vendedor y de varios factores, por ejemplo si el mismo fabricante y/o vendedor fue quien reacondicionó el producto o un tercero.
  • Sabemos lo que compramos. Como ya lo mencioné, la información siempre es clara y tenemos la certeza de lo que estamos adquiriendo, y aunque existe el riesgo de que presente alguna falla, también lo existe al momento de comprar productos nuevos.

Pero, ¿cuáles son las desventajas?

  • Existen algunos sin garantía. Aunque no es tan común, sí hay algunos que no ofrecen ninguna garantía.
  • Problemas a corto plazo. Existe el riesgo de alguna falla en el producto dependiendo de las condiciones de éste.
  • Desperfectos físicos. Algunos pueden presentar algo tan simple como un rayón que, aunque no afecte cómo funciona, puede ser un problema o una molestia para algunas personas.

En conclusión, ¿vale la pena o no?

No existe una respuesta correcta, esto depende mucho de cada quien y del producto que deseemos comprar, algunas personas prefieren comprar únicamente productos nuevos para evitar el riesgo de comprar algún equipo con fallas, otras gustan de comparar y adquirir un producto que es igual al nuevo pero a un precio mucho menos.

En lo personal, considero que sí es una excelente opción pero siempre es importante leer toda la información y estar seguros de qué tipo de producto es, de quién lo reacondicionó y estar informados sobre la garantía, yo he tenido 2 productos reacondicionados que utilicé varios años y jamás presentaron ninguna falla. Conozco personas que no han tenido la misma suerte.

Pero, como lo mencioné aquí arriba, también existe el riesgo de comprar algo nuevo en una tienda y tener la mala suerte de recibir un equipo con fallas, lo cual también me ha pasado, y me hizo considerar aún más la compra de productos refurbished. Hasta la próxima nota.


Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados.

Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.