Por Andrés Maciel

El periodo de aislamiento social, derivado por la pandemia del Covid-19, ha dado el empuje que el comercio electrónico en México necesitaba ya que, en comparación con otros países, México estaba ciertamente atrás, no por falta de tecnología, sino porque no explotábamos las ventajas que ésta nos ofrece.

Las ventas en línea aumentaron significativamente desde marzo y esto representa un crecimiento para los que contamos con una tienda en línea, esto debido a que, según datos de la Asociación de Internet MX (AIMX), el comercio electrónico en México, en donde 8 de cada 10 adultos económicamente activos realizan compras en línea, continúa en constante expansión.

México cuenta con el mercado potencial más grande en Latinoamérica para comercio en línea, según indicó en enero de 2019 la Ecommerce Foundation, y, sin duda, este panorama debe aprovecharse.

Para crear una tienda en línea, la inversión que hemos hecho para WallSpot no se compara con un local físico puesto que, a largo plazo, es más rentable. Puede funcionar con el mínimo de personal las 24 horas y los costos fijos son mucho menores que los de un local físico

Hoy en día existen algunas plataformas como Shopify en las que es muy fácil y, relativamente, de bajo costo desarrollar una tienda sin conocimiento previo, ya que su interfaz es demasiado intuitiva.

 

Crear una tienda en línea
Existen diversas plataformas intuitivas que te ayudan a crear tu tienda en línea de forma segura y ágil.

 

Por esta razón, ahora es el mejor momento para crear una tienda en línea, sea cual sea el giro en el que te encuentres, sin embargo, tienes que considerar que no funciona igual para todos los giros.

En mi experiencia, es necesario responder las siguientes preguntas para que puedas definir tu modelo de negocio y estrategia de marketing; considero que estas 5 son las más importantes:

  • ¿Qué tipo de modelo de e-commerce voy a implementar? Esto dependerá de si eres fabricante, comercializador o distribuidor.
  • ¿Quién es mi cliente ideal?
  • ¿Cuál será el precio de mi producto o servicio?
  • ¿Qué tan factible es cambiar o devolver mi producto?
  • En caso de iniciar solo o con pocas personas, ¿cuánto tiempo tengo que dedicar a aclarar las dudas de un cliente?

La esencia de tu tienda en línea dependerá de las respuestas que des a los puntos anteriores, pero te voy a explicar un poco más a detalle cuáles son las ventajas o desventajas de ellas:

  • Si eres fabricante o comercializadora y planeas vender directo a cliente final, existe la posibilidad de que crezcas rápidamente, sin embargo, de no tomar las acciones adecuadas para crecer con orden tu negocio, puede convertirse en un caos.
  • Si tienes distribuidores, debes tener en cuenta que podrías tener inconvenientes ya que estarías compitiendo contra ellos. Una alternativa para resolver este punto, sería crear la tienda en línea y, dependiendo de la región en la que se ubique el cliente, lo redirecciones hacia el distribuidor más cercano. En caso de que no haya distribuidor cerca del cliente, podrías realizar la venta directa. Aquí ya dependerá de qué tan viable sea una u otra opción.
  • Si eres distribuidor, ¿qué estás esperando para crear tu tienda? Muy pocos distribuidores del giro que se te venga a la cabeza tienen una tienda en línea o ya ni digamos una página web decente. ¡Ahorita es el momento de crearla! solo revisa si no hay alguna cláusula con tu proveedor que lo prohíba.
  • Tu cliente ideal es el que tiene mayor posibilidad de ser fidelizado por ti, no solo se trata de que te compre, si no que vea un valor en el producto y servicio que ofreces que, si bien puede que te compre una sola vez, siempre recordará que existes y además te recomendará con sus conocidos.
  • Para saber el precio ideal de tu producto o servicio tienes que considerar todos tus costos y cómo sacarlo lo puedes encontrar fácilmente en internet o en libros, del precio final tu utilidad deberá ser de un 30 a 40%.
  • Procura que la tasa de cambios y devoluciones sea mínima. Para ello, debes asegurar que tu producto sea de calidad y, preferentemente, que no sean electrónicos, productos de belleza no certificados, equipo de seguridad de materiales corrientes o cualquier otro que pueda traerte problemas.
  • El tiempo que dediques en atender a un cliente, muchas veces, depende del producto o servicio que tengas, pero créeme que tienes que procurar tener toda la información indispensable en tu página y pensar en un producto que sea sencillo de usar porque existen clientes quienes no acostumbran leer o buscar la información y, en muchos casos, te pueden hacer perder mucho tiempo para que al final no te compren nada. Ese tiempo lo podrías estar utilizando en mejorar el negocio.

En internet podrás encontrar mucha información para la creación de tu tienda en línea y de estrategias de marketing, te sugiero buscar en YouTube, donde hay mucho contenido de valor.

Por último, y aunque parezca disco rayado, recuerda que este momento es uno de los mejores para iniciarte en el mundo del comercio electrónico ya que el periodo de aislamiento social hace que más personas recurran a los medios de compra contactless. ¿Qué esperas para abrir tu tienda en línea?


Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados. El contenido del texto, es responsabilidad del autor y a título personal y no guarda relación alguna con los servicios y marcas de Kueski, S.A.P.I. de C.V., SOFOM, E.N.R. 

Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.